Tales Of Demons And Gods Capítulo 344

Traducción: Daniel

Edición: Deathiro

descarga pdf flechas

 Tales Of Demons And Gods 344 – Amenazado

Fuera del salón Nube del Cielo, en cierto patio.

Venerable Sinllama estaba bebiendo con abatimiento en su corazón e indignación en su rostro.

Un joven con bellos rasgos se acercó y se rio. “¿Hermano Sinllama parece haber encontrado algunas cuestiones infelices?”

Esta persona era el primero en línea de sucesión de la Familia Sello de Dragón, Long Tianming.

“Hermano Long, ya que estás aquí, ¡ven a beber conmigo!” Venerable Sinllama miró a Long Tianming y agitó la mano.

Long Tianming  se sentó, levantó una copa de vino, y dijo: “¿Me pregunto qué problemas el Hermano Sinllama puede haber encontrado?”

Venerable Sinllama, dijo con desánimo, ” Ni siquiera mi digas nada, he seguido a ese viejo y he cultivado durante treinta largos años. En estos treinta años, siempre he sido leal y dedicado a él. Sin embargo, siempre he sentido que ha estado en mi contra y no me ha pasado el canto más crucial para la técnica de cultivo [Nubecelestial]. Siempre que se le he mencionado a él, que yo quiero cultivar ese último canto, él siempre decía que el tiempo es inmaduro.”

“Jerarca Nubecelestial es imparcial. Él no ahorra esfuerzos para la Secta de las Plumas Divinas. Él es un ejemplo para nuestra generación. ¿Podría ser que el Hermano Sinllama simplemente está pensando demasiado en el asunto?” Long Tianming dijo mientras mantenía la calma y tranquilidad.

“¿Imparcial? Jajá, Yo no he escatimado esfuerzos para él, ¿así que por qué no es imparcial con migo? ¿Teme que él va a ser reemplazado una vez su discípulo aprenda todo? El no considera que si mi padre no le hubiera salvado la vida, ¿podría el estar vivo para ver este día?” Se burló Venerable Sinllama.

“Si eso es todo lo que le preocupa, entonces el Hermano Sinllama no debe preocuparse por ello demasiado. Entre sus discípulos, el Hermano Sinllama, sin duda,  destaca en la mayoría de los aspectos. Si Jerarca Nubecelestial tiene la intención de elegir un sucesor para la técnica de cultivo [Nubecelestial], ¡entonces es probable que sea usted!”, Dijo Long Tianming.

Venerable Sinllama resopló y dijo con resentimiento: “Anteriormente, pensé lo mismo. Pero ahora, el viejo se ha reclutado a otro discípulo llamado Nie Li. El anciano parece que ve mucho talento en el muchacho, ¡como si estuviera mirando a un tesoro! ”

Una luz peculiar cruzó por los ojos de Long Tianming cuando escuchó las palabras del Venerable Sinllama. Él dijo, “¿Jerarca Nubecelestial reclutó un nuevo discípulo llamado Nie Li?”

“Sí. ¿Usted lo conoce también? ”

 

“He oído hablar de él antes. Este Nie Li vino del Mundo Diminuto. Se podría decir que él es el más destacado entre los recién llegados.” Las cejas de Long Tianming  se torcieron. Los métodos de Nie Li realmente no eran simples. Él fue capaz de convertirse en discípulo del Jerarca Nubecelestial en un corto período de tiempo. Por otra parte, Long Yuyin había estado en estrecho contacto con Nie Li recientemente. Ella parecía hacer caso a las palabras de Nie Li y desde entonces inició la recolección de sus propias fuerzas para luchar por el asiento de patriarca de la familia sello de dragón.

“¡Hum, hmph! ¡Un mocoso que está sólo en el Reino Destino Celestial sólo podía recurrir a algunos métodos extraños para ganar el favor del anciano! ¿Qué capacidades tiene? “, Dijo Venerable Sinllama con desdén.

“Si Venerable Sinllama no le presta mucha atención, entonces eso es un grave error. Desde mi perspectiva, esa persona no es tan simple. Si no se trata con el pronto, él probablemente se convierta en una calamidad para nuestro futuro. ¿Quién sabe? ¡Él incluso podría engañar a Jerarca Nubecelestial para que le imparta la técnica de cultivación [Nubecelestial] a él en el futuro!”, dijo Long Tianming con el ceño fruncido.

“Entonces, ¿qué es lo que el Hermano Long cree que deberíamos hacer?”, preguntó Venerable Sinllama, mientras miraba a Long Tianming. Nunca esperó que, incluso Long Tianming prestara tanta atención hacia Nie Li.

“Por qué no hacemos esto…” Long Tianming hizo un largo discurso en los oídos de Venerable Sinllama.

Las cejas de Venerable Sinllama se relajaron lentamente.

Nie Li salió del salón Nubecelestial en un buen estado de ánimo. Convertirse en  el discípulo del Jerarca Nubecelestial era sin duda un gran impulso hacia sus planes para el futuro. Una de las condiciones de la Secta de las Plumas Divinas para convertirse en Maestro de Secta era ganar el apoyo de al menos una de las cinco figuras principales. De otra manera, el candidato no calificaría para la posición.

Desde que el se había convertido recientemente en el discípulo del Jerarca Nubecelestial, Nie Li todavía no podía ganar un enorme apoyo del Jerarca Nubecelestial. Sin embargo, él creía que sin duda lo podría tener en el futuro, un poco a la vez.

Poco después de Nie Li regresó al patio de Xiao Yu, Li Xingyun, Lu Piao, y Gu Bei también volvieron con entusiasmo pegado sobre sus caras.

Nie Li miró a los tres de ellos y ligeramente sonrió. “¿Cómo les fue?”

“Nosotros emboscamos dos de los puntos de recolección de la Liga Luna Sangrienta  y matamos a al menos un millar de ellos. Nosotros sólo hemos sufrido unas sesenta bajas. Desafortunadamente, aquellos a los que logró matar no eran muy fuertes, no había muchos expertos del reino eje celestial. Sin embargo, ¡sigue siendo un duro golpe a la Liga Luna Sangrienta! “, Dijo Lu Piao con emoción.

“Estos resultados son todavía bastante bueno. Hemos ganado algo de información y ahora tienen una idea clara de la situación de la Liga Luna Sangrienta. Vamos a esperar hasta que tu alma destino se estabilice, ¡luego encontraremos una oportunidad para acabar con sus Lagos de la Deidad y hacer a Gu Heng tan pobre que ni siquiera pueda hervir agua!” Li Xingyun sonrió.

“He recibido algunas otras noticias. Uno de los ayudantes de confianza de Gu Heng ha estado robando piedras espirituales de la Liga Luna Sangrienta a través de algún método desconocido. Sin embargo, Gu Heng confía en él mucho y la gente de la Liga Luna Sangrienta no se atreven a hablar de ello. Tal vez esto podría ser nuestro avance. Se trata de una persona que valora el dinero en exceso. Si podemos atraerlo con beneficios suficientes y amenazarlo un poco, podría estar dispuesto a traicionar a Gu Heng!” Gu Bei ligeramente sonrió y dijo:” ¿Vamos a tener una pequeña charla con esta persona? ”

“Por supuesto, ¡eso es seguro!” Nie Li sonrió ligeramente a cambio.

Secta de las Plumas Divinas, fortaleza Mingshan.

Este era el centro de comercio para la Secta de las Plumas Divinas. La mayoría de los discípulos elegía realizar sus operaciones aquí, en lugar de en el mercado del Instituto Cielo del Alma; este lugar era simplemente más grande. Además, había muchos restaurantes, burdeles, casas de subastas, y varios otros negocios reunidos en esta área.

Muchas bellezas y comerciantes de diversas ciudades y pequeños reinos estaban reunidos aquí.

Decenas de calles bullían de gente.

En un burdel, un grupo de personas estaban bebiendo y siendo felices con el placer de la vida. Un hombre robusto tomo una mujer en cada  brazo y se rio. “Si me sirven bien hoy, ¡voy a recompensar a cada una con una piedra espiritual!” Este hombre robusto era un diácono que llevaba a cabo la autoridad entre los subordinados de Gu Heng. Su nombre era He Gui.

Al oír las palabras de He Gui, los ojos de las dos bellezas se iluminaron.

Un hombre camino hacia el lado de He Gui y susurró, “Diácono He, ¡hay varios señores que quieren conocerte!”

“¿Que señores? Están molestando  mis intereses actuales. ¡Yo no voy a encontrarme con  nadie!” dijo He Gui, apareciendo un poco aburrido.

“Estos señores están diciendo que quieren hacer un trato de cien mil piedras espirituales contigo,” continuó el hombre.

¿Un trato de cien mil piedras espirituales? Las cejas de  He Gui se movieron. ¡Qué nota tan pesada! Debido a que su corazón fue movido, se puso de pie y dijo: “Está bien, ¡entonces iré a su encuentro!”

Bajo la dirección del hombre, He Gui caminaba por el largo pasillo y entró en una cámara.

“Ustedes chicos son…” He Gui levantó la cabeza y vio a Nie Li, Gu Bei, Lu Piao, y Li Xingyun. Sus ojos brillaron con un poco de miedo. De inmediato trató de escapar, pero la puerta ya estaba bien cerrada.

“Diácono He, ¡ha sido un largo tiempo!” Gu Bei sonrió ligeramente.

“Joven Maestro Gu Bei, ¿por qué están buscando por mí?” La voz de He Gui tembló un poco mientras miraba a Gu Bei. Percibió que había por lo menos por cinco expertos Reino Eje Celestial que guardan detrás de las escenas. Era imposible escapar.

“Diácono He, ¡sólo necesitamos un poco de ayuda de usted!” Gu Bei sonrió ligeramente.

“¿Qué es lo que quieres?”, Preguntó con nerviosismo He Gui.

Gu Bei se sentó en la silla, bebió un sorbo de té, y con calma dijo: “En el futuro, no importa dónde vaya Gu Heng, ¡debe hacernos saber de su ubicación!”

De inmediato Gui dijo, “¡Me pide que traicione al Joven Maestro Gu Heng es imposible!”

“He Gui, un hombre sabio se sometería a estas circunstancias. No hay nada para usted en seguir a Gu Heng. Ser un Diácono solo te hace conseguir unos cuantos cientos de piedras espirituales para tu bolsillo. Nosotros no te estamos forzando, pero si estás dispuesto a cooperar, entonces te daremos dos mil piedras espirituales cada vez que nos reportes su ubicación. Si no estás dispuesto a cooperar… Yo, Gu Bei, podría no ser de hacerle nada a Gu Heng, ¿pero en realidad crees que no voy a ser capaz de encargarme de sujetos como tú? sin mencionar que tus manos no están limpias. Si Gu Heng supiera de lo que has hecho, ¡usted debe saber sus consecuencias! “Gu Bei rio mientras miraba a He Gui, “¡Todo esto depende de si usted coopera con nosotros!”

Gu Bei lo dijo con facilidad, pero He Gui podía sentir la amenaza evidente en sus palabras. Sudor llenó su frente. Al final del día, Gu Bei seguía siendo el primero en línea de sucesión del clan Gu. Si él se decidía a lidiar con He Gui, entonces el realmente no podía resistirse.

Además, las palabras de Gu Bei eran ciertas; las manos de He Gui no estaban limpias. Si él fuera  expuesto, entonces definitivamente no sería capaz de permanecer como subordinado de Gu Heng.

Gu Bei señaló a los otros tres con los ojos. “Puesto que tu no estás dispuesto, ¡entonces olvídese de esto! Nie Li, Hermano Xingyun, ¡vamos a irnos!”

“Joven Maestro Gu Bei, ¡espera!”  Gritó He Gui inmediatamente para detener a Gu Bei.

descarga pdf flechas

Anuncios

3 comentarios en “Tales Of Demons And Gods Capítulo 344

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s