Tales Of Demons And Gods Capítulo 339

Traductor: Rufus

Corrector: Walt G

descarga pdf flechas

Tales Of Demons And Gods 339 – Rodeados.

Dentro de la Pintura Miríada de Millas de Ríos y Montañas de Nie Li, el paisaje estaba adornado con Lagos de la Deidad. Todos los Lagos de la Deidad de bajo grado podían producir cerca de diez mil Piedras Espirituales al mes. El único Lago de la Deidad de grado medio producía una cantidad aún más impactante, en un solo mes podía producir entre 50 a 60 mil Esencias de Piedras Espirituales

Con solo los restos de estos lagos ya eran más que suficientes para financiar los tres mil miembros, más los miembros de la Liga Demonio.

Debido a esto, Nie Li le dijo a Gu Bei que tomara más subordinados. Mientras más, mejor, dado que fácilmente podían suministrar Piedras Espirituales a muchos de ellos

Aunque los tres mil hombres de Gu Bei no sumaban mucha fuerza, con la enorme cantidad de Piedras Espirituales provistas por Nie Li, sus cultivos debían aumentar muchísimo más rápido que los cultivos de los discípulos comunes de la Secta de las Plumas Divinas.

Lo que preocupaba a los demás, era el hecho de que la facción de Gu Bei ya había crecido hasta tal punto en tan solo un mes que les aterraba muchísimo.

Varias personas se reunieron en un patio del Instituto Cielo del Alma.

Entre ellos estaba Gu Heng, Murong Yu, y unas pocas docenas de líderes de sus propias facciones.

Gu Heng recorrió con la mirada sobre toda la gente. Y dijo, “hasta ahora, todos ustedes deberían saber a dónde apunto, y porque los reuní acá. La facción de Gu Bei se ha consolidado y ha reclutado más de tres mil miembros en un corto periodo de tiempo. Si nosotros no detenemos su crecimiento ahora, entonces un día, posiblemente no tengamos el poder de expresarnos libremente nunca más.”

“Jefe Gu Heng, nosotros calculamos sus gastos, si estamos en lo correcto, ese niño tiene que pagar cientos de miles de Piedras Espirituales cada mes, ¡eso probablemente debería hacer difícil el agrandar su facción aún más! Si el continúa expandiéndose, ¿cuantas Piedras Espirituales podría gastar por mes? Antes de eso, el debería tener que disolver su facción, ¿no?

“Así es como me siento, ¡cientos de miles de Piedras Espirituales cada mes no son pequeña cantidad! ¿Cómo ese mocoso, Gu Bei, puede seguir con esto?”

Todas estas facciones sentían que, si Gu Bei continuaba jugueteando tontamente, entonces en algún momento debería no poder continuar, cuando el tiempo llegara, la liga demonio debería automáticamente disolverse, incluso si ellos no hacen nada.

Gu Heng con una mirada fría miro a la gente mientras decía con una voz solemne, “muchachos, ustedes cometen un enorme error al pensar así. He escuchado que no solo la Liga Demonio no detiene su reclutamiento, si no que tomaran a cualquiera sobre el 2-Destino.”

“¿Cómo es eso posible?” varios jefes fruncieron el ceño.

“¡Yo he investigado y descubrí que eso es verdad!” Murong Yu continúo con una voz solemne. “Yo no tengo idea de dónde sacan tantas Piedras Espirituales. Pero ahora, su suministro de Piedras Espirituales no pareciera que se agota. ¡Ese niño gasto cerca de cuatrocientas mil Piedras Espirituales en la subasta! Yo creo que el obtuvo un tesoro Ancestral Supremo. ¡Por eso se atreve a ser tan extravagante!”

¿Un tesoro Ancestral todopoderoso?

Mientras escuchaban las palabras de Murong Yu, los ojos de todos los jefes se iluminaron.

Era una pena. Incluso si Gu Bei y su grupo obtenían algún Tesoro Ancestral Todopoderoso, era prácticamente imposible que ellos lo lleven al mundo exterior. Por lo tanto, intentar tomarlo era básicamente imposible.

Murong Yu miro la expresión que tenían todos en sus ojos. Su boca dibujo una sonrisa y dijo: “¿qué pasaría si realmente ellos tienen ese inagotable suministro de Piedras Espirituales? Con tal conveniente trato ofrecido por la Liga Demonio, sus subordinados también quedarían asombrados. Si eso pasa, ¿ustedes seguirían trabajando duro como antes? ¿Pueden ustedes muchachos ofrecer el mismo trato que la Liga Demonio?”

Gu Heng hablo más fuerte. “Lo que Murong Yu dice es cierto, la Liga Demonio está rompiendo las regulaciones. ¡Si ellos se mantienen así, entonces junto con el talento extraordinario de Gu Bei, algún día robarán el puesto de Patriarca del Clan Gu, si eso sucede, todos ustedes estarán acabados!” Gu Heng dijo con voz grave y mirando a todos, con un brillo de ferocidad en sus ojos. “algunas de mis opiniones reciben apoyo incondicional de cierta persona. La Liga Demonio no seguirá así más tiempo; de todas formas, ¡yo necesito la ayuda de todos los reunidos acá!”

“Jefe Gu Heng, ¡Díganos!” los jefes lo reverenciaron con sus manos

Aunque no sabían de quien hablo Gu Heng, si sabían que esa persona definitivamente no era alguien de poca importancia. Después de todo, Gu Heng los estaba tratando con mucha consideración.

“Si unimos nuestras fuerzas, el número de personas que podremos movilizar debería ser cerca de quince mil hombres. Con esto podemos aplastar la Liga Demonio. Si tomamos la iniciativa antes que la Liga Demonio se vuelva una amenaza real, ¡entonces deberíamos ser capaces de destruirlos completamente mientras ellos aún son jóvenes!” en la cara de Gu Heng se notaba una sonrisa siniestra.

Todos los jefes mostraban dudas en sus caras.

“Jefe Gu Heng, ahora mismo, Gu Bei es el primero en línea de sucesión del Clan Gu, nosotros podemos entender sus intenciones; pero a pesar de entenderlo, no somos como usted, que no tiene preocupaciones. Nosotros no nos atrevemos a ofender al sucesor del Clan Gu”.

Todos los reunidos aquí eran capaces de comandar facciones en el mundo exterior; eso comprueba que son gente inteligente. Ellos entendían que Gu Heng quería prestar su fuerza para lidiar con Gu Bei, para que Gu Bei no pudiera competir más por el asiento del patriarca del Clan Gu; Gu Heng ya no era favorecido por el Clan Gu; los jefes de las facciones reunidas no querían ser arrastrados al remolino tampoco.

Un rastro de frialdad se vio en los ojos de Gu Heng. El entendía que esta gente no haría nada sin algún beneficio. Así que él dijo con voz solemne: “este problema no es solo interés propio. Si la Liga Demonio continúa desarrollándose, ninguno de ustedes podrá tampoco tener buenos tiempos como ahora. Esto será así para cada uno de ustedes. Siempre y cuando me ayuden a eliminar la amenaza de la Liga Demonio, ¡yo les hare una copia de la técnica [Dharani]!”

Ante las palabras de Gu Heng, los corazones de los jefes temblaron

“¿el Jefe Gu Heng está siendo serio con esto?”

“Eso es correcto” Gu Heng asintió, “dado que yo ya lo dije, ¡aun cuando me amarren a cuatro caballos para despedazarme no me retractare!”.

“¡Okey! ¡Yo lo hare!”

“¡Yo también!”. Los jefes aceptaron

La técnica de cultivación Dharani era un secreto del Clan Gu. Los rumores decían que solo los jóvenes más talentosos de cada generación eran capaces de aprenderlo. Una vez la técnica Dharani fuera filtrada, el Clan Gu definitivamente la desecharía. ¡Los jefes jamás imaginaron que Gu Heng la estaría usando como moneda de cambio!

Nuevamente un brillo de frialdad pasó por los ojos de Gu Heng, con el fin de hacer que estas personas se movieran para él, él tuvo que usar su carta de triunfo, en cuanto a la Técnica Dharani, ¡era una mentira! ¿Cómo podría él, Gu Heng, darles remotamente la original? Cuando llegara el tiempo, el solo les daría una falsa, dado que ellos no serían capaces de decir si era genuina o no.

Pedirle a Gu Heng que les pagara con Dinero era simplemente imposible. Este método no requería que les diera ni una solo piedra. Al mismo tiempo, él podía cumplir sus grandes metas.

“Jefe Gu Heng, ¡escriba un contrato con nosotros para poder confiar en su palabra!” alguien sugirió.

“Yo puedo hacer un contrato; pero, voy a sellarlo con una Matriz patrón de inscripciones. Cuando llegue el tiempo, ¡traigan el sello del contrato a mí y lo liberaremos juntos!”, dijo Gu Heng después de pensarlo un poco. Por su puesto, él ya tenía un plan en su corazón.

“¡Okey!” los jefes intercambiaron miradas y aceptaron el trato. Siempre que ellos tengan el contrato, podrían usarlo contra Gu Heng, de esta forma, ellos no tendrían que preocuparse por nada.

En realidad, ellos entendían que la Liga Demonio era una gran amenaza, de otra forma ellos no estarían reunidos en el patio de Gu Heng. Después de que Murong Yu discutiera las contramedidas, ellos fingieron indiferencia para poder obtener algún beneficio de Gu Heng.

En cuanto a la posibilidad de que Gu Heng no quisiera cumplir el trato, ellos tenían sus propias contramedidas. Si Gu Heng quemaba el puente después de que cruzara el rio ellos podían unirse y crear disturbios en su contra, había muchos reunidos, si ellos usaban su cantidad para hacer algo, el puesto de candidato a sucesor de Gu Heng se vería bastante afectado.

Cuando llegara el tiempo Gu Heng trataría con eso, por ahora, él tenía que encontrar una forma de suprimir a Gu Bei, él no podía preocuparse por algo más.

Rápidamente Gu Heng comenzó a reunir expertos de varias facciones y planear como iban a lidiar con la Liga Demonio, Quince mil expertos deberían ser suficientes para borrar la existencia de la Liga Demonio del instituto Cielo del Alma.

Un grupo de expertos dejo el Instituto Cielo del Alma y se dirigieron al mundo exterior.

 

En el Lago de la Deidad flotante.

Este Lago de la Deidad también estaba por secarse, sin embargo, Nie li aun no encontraba alguna oportunidad para remover su Raíz deidad. Por esto mismo se volvió un punto perfecto para reunir a la Liga Demonio. Miles de hombres estaban posicionados ahí. Los otros estaban cazando Bestias Demoniacas.

Gu Bei y Lu Piao estaban entrenando a los novatos en cuanto entraron. Nada podía lograrse sin rutinas y normas. Solo con una imparcial y estricta disciplina podrían tener fuerza combativa. Y sobre cómo ser imparcial, Li Xingyun les había enseñado bastante.

De repente, Heng Yan voló de regreso con graves heridas en su cuerpo, como si hubiera tenido una intensa pelea.

“¡Maestro Bei, estamos siendo emboscados! Cientos han muerto”, Heng Yan jadeaba mientras una expresión de dolor se marcaba en su rostro. Sus heridas aún estaban empapadas con sangre fresca

“¡Esta medicina espiritual es para sanar heridas, tómalo rápido!” Gu Bei le lanzo un elixir, luego le pregunto con voz grave, “¡habla claro sobre lo que acaba de pasar!”

Heng Yan tomo el elixir de curación, calmo su respiración, y entonces le reportó, “fuimos emboscados por un grupo de expertos, el otro grupo no tenía nada, pero eran expertos del Reino Estrella Celestial. No pudimos ganar contra ellos, solo yo pude escapar.”

¿Un grupo de expertos del Reino Estrella Celestial?

Gu Bei frunció el ceño por un momento. Las únicas personas que no están en buenos términos con ellos eran personas como Gu Heng y Murong Yu. ¡Y el que tenía mayores motivos para destruir la Liga Demonio era definitivamente Gu Heng!

¡Gu Heng no aguanto más al final y decidió tomar acciones en contra!

“¡Retiren al resto de personas! ¡Debemos volver al Instituto Cielo del Alma!” Gu Bei dijo después de reflexionar sobre esto. Con su actual fuerza, intentar pelear contra Gu Heng iba a ser demasiado difícil.

Justo cuando Gu Bei estaba dirigiendo la evacuación de su armada, el cielo a la distancia se comenzó a llenar de puntos negros, una poderosa aura rodeo a todos.

Más de diez mil personas rodearon a la Liga Demonio, el líder del grupo era Gu Heng.

“Joven primo Gu Bei, ha sido un largo tiempo” Gu Heng voló hacia Gu Bei y se detuvo dejando cerca de cien metros entre ellos. El miro hacia Gu Bei.

Gu Bei tranquilamente le devolvió la mirada y le dijo, “yo espero que haya estado bien desde nuestra última reunión, Primo Mayor Gu Heng. Usted trajo consigo bastante gente para visitarme, en fin, no se ve como si fuera un simple saludo ¿no?”

“Vine para discutir algunos asuntos con el Joven primo Gu Bei”. Un brillo frio y orgulloso se vio por los ojos de Gu Heng.

“¿Qué problemas? ¡Me encantaría oír los detalles!” Gu Bei barrio con la vista a su alrededor. El número de personas que trajo Gu Heng era demasiado grande. No sería fácil huir. Es más, probablemente toda la Liga Demonio no podría abandonar el lugar.

Los ojos de Gu Heng lentamente se fijaron en Gu Bei. “si el Joven primo Gu Bei está dispuesto a abandonar la competición por el puesto de patriarca y disuelve la Liga Demonio, entonces yo dejare en el pasado nuestras enemistades. Yo le permitiré, joven primo Gu Bei, controlar el Clan Gu conmigo en el futuro. ¿Qué dice?”

descarga pdf flechas

Anuncios

5 comentarios en “Tales Of Demons And Gods Capítulo 339

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s