Tales Of Demons And Gods Capítulo 278

descarga pdf flechas

Tales Of Demons And Gods 278 – Cambio de Posición

Xiao Yu, quien estaba caminando frente a ellos, alzó su cabeza hacia la chica que parecía un hada y se quedó pasmado. Incluso él no pudo evitar suspirar hacia tan hermosísima chica que existía entre los cielos y la tierra. De repente, la chica abrió sus ojos. Aquellos ojos suyos eran tan claros como el agua, penetrando al corazón de otros.

La chica le dio una débil sonrisa a Xiao Yu mientras que bajaba lentamente las escaleras.

Sus pasos era ligeros y agraciados y su hermosa figura hacía que el corazón de las personas latiera salvajemente. Sus ropas revoloteaban con el viento.

Todos la miraban fijamente, anonadados. Ante ella, todo el mundo parecía apagado.

La chica bajó y pasó por el lado de Xiao Yu y se dirigió hacia la dirección de Nie Li y Lu Piao. Sus claros ojos se reposaron en Nie Li mientras revelaba una sonrisa pura de entre las esquinas de su boca y preguntaba, “Gusto de conocerte, ¿Cuál es tu nombre? ¿Me conoces?”

La intensa y penetrante mirada parecía como si pudiera ver a través de todo.

“Yo no,” dijo Nie Li mientras sacudía su cabeza. Él recordó lo que su Maestra había dicho alguna vez, que él era la calamidad de su vida. Entonces, ¿Debería él abstenerse de acercarse a ella, dejarla vivir una pacífica vida?

La chica miró a Nie Li con sorpresa. ¿Realmente él no la conocía? Sus cejas estaban ligeramente unidas en punta. Aunque su cultivación no era terriblemente alta, ella había caminado por el sendero de la [Divinidad de los Cielos]; por lo tanto, ella podía calcular el destino de aquellos a quienes conocía. Sin embargo, Nie Li era la única excepción. Cuando ella intentó calcular su destino, todo lo que pudo ver era un confuso caos.

¿Por qué la intensa mirada de Nie Li parecía como si él la conociera por mucho tiempo? Aquella expresión no parecía ser falsa.

La chica sintió vagamente algo extraño, como si hubiera visto a Nie Li en algún lado con anterioridad.

Ella apretó los labios y sonrió. “Mi nombre es Ying Yueru. ¿Cuál es vuestro nombre?”

Nie Li estaba levemente aturdido. En su anterior vida, cuando él estaba cultivando con su Maestra en el valle de la Secta de las Plumas Divinas, su Maestra nunca le mencionó su nombre. Así que, ¿Por qué en esta vida ella tomó la iniciativa en decirle su nombre a un extraño?

Cuando ellos vieron que la chica había tomado la iniciativa para hablar con Nie Li, todos los discípulos de los alrededores tenían celos escritos por todo sus rostros. Ellos ya habían estado prestándole atención a ella desde hace mucho tiempo, pero nadie se atrevía a acercársele. Ellos sólo la miraban desde lejos. Ellos nunca se imaginaron que ella de hecho tomaría la iniciativa para acercarse a Nie Li.

Luego de reflexionar por un breve momento, Nie Li respondió honestamente, “¡Mi nombre es Nie Li!”

“Nie Li, Nie Li…” Ying Yueru masculló con sus cejas ligeramente en punta y continuó, “¿Por qué ese nombre me parece un poco familiar? Como si lo hubiera escuchado en alguna parte anteriormente.”

Nie Li levantó la cabeza y la observó fijamente. ¿Dónde podría haber su Maestra escuchado su nombre con anterioridad?

“No importa, ya no lo puedo recordar.” Ying Yueru sacudió su cabeza y sonrió tan dulcemente que los espectadores se quedaron atontados de sólo mirarla.

Xiao Yu, quien estaba escalando el centésimo peldaño, volteó hacia atrás. Cuando vio que Nie Li y Ying Yueru estaban charlando alegremente, él levemente detuvo sus pasos, y vaciló en aquel lugar antes de girar y dirigirse hacia la dirección de Nie Li y Lu Piao.

“Nie Li, ¿Qué está sucediendo? ¿La conoces?” Xiao Yu le dio un rápido vistazo a Ying Yueru con una expresión cautelosa mientras transmitía su voz hacia Nie Li, “Las personas en la Secta de las Plumas Divinas son complicadas. Los orígenes de esta chica son desconocidos, así que debes de ser cuidadoso.”

Ante las palabras de Xiao Yu, Nie Li sólo sonrió en respuesta. A pesar de que en esta vida, Ying Yueru no lo conocía, Nie Li estaba muy al tanto de esta persona. Su corazón era puro y amable y siempre era la que estaba dispuesta a ser lastimada en vez de lastimar a otros.

“Todo está bien, no te preocupes por eso. Ella no será una amenaza para nosotros.” Nie Li sonrió mientras transmitía su respuesta de regreso a Xiao Yu.

“Recién la acabas de conocer, ¿Y aún así estás seguro de que no tiene malas intenciones?” Xiao Yu frunció sus cejas mientras contestaba en un tono infeliz.

“Sí,” respondió Nie Li mientras asentía.

Cuando vio que los ojos de Nie Li estaban pegados a esa chica, sin saber por qué, Xiao Yu sintió frustración en su corazón mientras decía en un tono enfurecido, “¡Ya que confías en ella tanto, entonces no es de mi incumbencia!”

Xiao Yu se dio la vuelta, ignorando a Nie Li, y continuó subiendo hacia arriba.

Al ver la figura de Xiao Yu, Nie Li estaba un poco confundido en su corazón. ¿Qué pasa con él?

Ying Yueru le echó un vistazo a Xiao Yu mientras él giraba y se alejaba, y reveló una significativa sonrisa en su rostro. Sus ojos giraron hacia Nie Li mientras apretaba los labios y sonreía, “Parece ser que no soy bienvenida para tu amigo. Sin embargo, ya he recordado tu nombre, Nie Li. ¡Tengo la certeza de que nos volveremos a encontrar pronto!”

Ying Yueru tenía una leve y calmada sonrisa en su rostro mientras procedía a bajar de abajo del altar. Aquella encantadora figura suya atraía la intensa mirada de todos, dejándolas fijas en ella.

¡Así de elegante era ella!

Todos los discípulos de los alrededores observaron a Ying Yueru hasta que se marchara antes de retraer sus miradas y mirar fieramente a Nie Li con enemistad. Muchos de ellos ya habían puesto interés en Ying Yueru, pero todos habían sentido que su identidad definitivamente no era simple. ¡Aquellos que eran capaces de alcanzar el peldaño ciento treinta y algo no eran personas ordinarias!

Muchos de ellos no podían evitar sentirse inferior cada vez que miraban hacia Ying Yueru, olvídense de intentar flirtear con ella. Sin embargo, Nie Li de hecho sostuvo una conversación con la diosa de sus corazones; esto los hacía sentirse profundamente celosos.

Lu Piao miró hacia Nie Li y dijo amargamente, “¡Nie Li, parece que te has convertido en el enemigo público número uno!”

Aparte de eso, Lu Piao no entendía como es que Nie Li era capaz de hacer que tal hermosa diosa tuviera una conversación con él. ¿Podía ser que había algún tesoro escondido en el cuerpo de Nie Li que atrajera a las diosas?

“No te preocupes por ellos. No hay necesidad de preocuparse por la mirada o burla de otros. Tú sólo necesitas preocuparte por ti mismo, dado que tienes que creer que todos aquellos que son más sobresalientes que tú nunca te prestarán atención,” dijo Nie Li mientras subía más alto en los peldaños.

Xiao Yu contuvo su respiración mientras se movía hacia el Centésimo vigésimo peldaño. Cuando quiso subir más alto, él se dio cuenta de que le era imposible lograrlo, sin importar qué. Parece que su habilidad para comunicarse con los cielos y la tierra era un poco inferior al de esa chica. A pesar de que él estaba un poco inconforme, él sólo podía dejar de ascender.

Xiao Yu giró su cabeza hacia atrás y echo un vistazo a Nie Li y Lu Piao, sintiéndose un poco irritado en su corazón. Nie Li recién había conocido a esa chica hoy día y ya estaba tratando de hablar en su nombre. Él no pudo evitar resoplar al tiempo que se sentaba de piernas cruzadas en la plataforma y empezaba con su cultivación.

 

Fuera de los Campos alma Santa.

La multitud ya había estallado en una conmoción.

“¿Cómo es eso posible? ¡Xiao Yu en realidad está posicionado como el undécimo!”

“¡¿Hay algún error en esto?! Alguno de ustedes entre a los Campos Alma Santa y echen un vistazo. ¡Esto es básicamente imposible! ¿Está Xiao Yu usando alguna especie de truco bajo la manga?” Hua Ling rugió furioso. ¡Él nunca se esperó que la posición de Xiao Yu se elevara más alto que el suyo propio!

¡¿Cómo es que esa basura de Xiao Yu logró esto?!

Hua Ling estaba extremadamente frustrado. Él siempre había tenido un vago temor a Xiao Yu; después de todo, Xiao Yu era uno con Raíz Espiritual Celestial de 7mo-grado y quién sabía cuándo ese talento inimaginable suyo estallaría hacia adelante. Ahora, todos sus miedos se habían vuelto realidad, agitándolo hasta el punto que sentía la urgencia de matar a alguien.

En aquel momento Yan Hao, quien estaba parado no muy lejos, vio el nombre de Xiao Yu en el tablero Alma Santa y se quedó completamente anonadado. El nombre de Xiao Yu se había vuelto una existencia inalcanzable. Incluso dando lo mejor de él, él sólo había alcanzado el centésimo vigésimo primer peldaño. Incluso ahí, él había sido fácilmente superado. ¡Pero Xiao Yu logró ascender hasta el undécimo puesto! ¡Esa era una altura que él nunca sería capaz de alcanzar!

¡De los registros pasados, aquellos que entraron en los primeros veinte se habían convertido todos en poderosos expertos cuando habían alcanzado la adultez, convirtiéndose en existencias que podían controlar una región de la Secta de las Plumas divinas!

¡De repente había una tremenda brecha entre Xiao Yu y él mismo!

Yan Hao estaba un poco embobado. En el pasado, él siempre pensó que Xiao Yu era un desperdicio, un chico guapo con sólo buena apariencia. ¡Ahora, resulta que el real desperdicio era Yan Hao! ¿Cómo podía competir contra Xiao Yu?

Súbitamente, otra voz sonó desde un costado.

“¡Miren, los dos chicos nuevos han entrado al Tablero Alma Santa!”

“¿Nie Li y Lu Piao? ¡Aquellos dos parecen ser del Mundo Diminuto!”

La intensa mirada de todos giró hacia el Tablero Alma Santa. La clasificación de Nie Li y Lu Piao estaban ascendiendo constantemente. El nombre de Lu Piao se detuvo cuando alcanzó el puesto número ochenta y seis, pero la clasificación de Nie Li continuaba ascendiendo.

“¡Santos Cielos! ¡Él logró hacer bajar un puesto al Joven Maestro Jin Yan!”

Todos tenían los ojos clavados en el Tablero Alma Santa al tiempo que la clasificación de Nie Li se detuvo en el décimo sexto puesto.

Todos contuvieron la respiración mientras veían a esos dos nombres subir tan alto en el Tablero Alma Santa. Nie Li y Lu Piao recién eran los nuevos de este año, no como Long Yuyin y Jin Yan quienes tenían familias prominentes detrás de ellos. Aún así ellos pudieron alcanzar tales alturas; ¿Acaso no tenían pensado darles una oportunidad a otras personas?

¡Las personas del Mundo Diminuto eran simplemente demasiado aterradoras!

Uno estaba en el undécimo puesto y el otro en el décimo sexto. Sin mencionar que recién acababan de aparecer en la tabla. Si ellos continuaban su cultivación, ¿Quién sabía cuándo podrían ser capaces de dar grandes saltos hacia la cima? Si ellos eran capaces de ascender hasta entre los diez primeros, sería desafiar a los cielos.

¡Los primero diez, exactamente cuántas personas han soñado con eso!

Además, la recompensa por estar entre los diez primero era suficiente como para hacer babear a cualquiera.

Los expertos que podían clasificar entre los diez primeros eran genios absolutos y poderosos. Una vez que lleguen hasta los diez primeros, incluso atraerían la atención de los altos mandos del instituto.

 

Clan Jin.

Jin Yan se encontraba actualmente entrenando mientras practicaba las técnicas de batalla de su espíritu demoníaco.

Un sirviente se apresuró al entrar. “Joven Maestro, tengo malas noticias.”

Jin Yan frunció sus cejas por un breve momento mientras preguntaba con voz solemne, “¿Qué sucedió?”

“Joven Maestro, alguien ha sido capaz de sobrepasarlo en el Tablero Alma Santa y su posición ha bajado al puesto vigésimo quinto.”

“¿Me han sobrepasado? ¿Quién es?” Jin Yan parecía estar muy calmado. Después de todo, era muy normal que sucedan cambios en las posiciones; por lo tanto, él sólo estaba puramente curioso.

“¡Alguien llamado Xiao Yu, posicionado en el puesto undécimo y el otro es Nie Li, posicionado en el Décimo sexto!” reportó el sirviente.

“¿Nie Li?” Jin Yan frunció sus cejas por un breve momento. Él nunca se esperó que Nie Li, alguien de su misma clase, se pusiera delante de él. Él estaba bien con estar posicionado por debajo de Long Yuyin; después de todo, él era consciente de que no podía competir con ella y sólo podía considerarse como él número dos. Pero ahora, el hecho de que haya sido sobrepasado por Nie Li lo hacía sentirse un poco frustrado.

La intensa mirada de Jin Yan se tornó fría. Él tenía que ir a los Campos Alma Santa a cultivar, sin importar qué. ¡Él tiene que posicionarse sobre Nie Li, y dejar a Nie Li por debajo de sus propios pies!

descarga pdf flechas

Anuncios

2 comentarios en “Tales Of Demons And Gods Capítulo 278

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s