Tales Of Demons And Gods Capítulo 277

descarga pdf flechas

[N/E – Después de la broma viene el capitulo disfruten :D]

Tales Of Demons And Gods 277 – Maestra

Dentro de los Campos Alma Santa.

Este lugar estaba rodeado de montañas y lleno de pájaros cantores y la esencia de las flores, formando un paisaje pintoresco.

En el centro de los Campos Alma Santa había un majestuoso altar. En cada uno de los cuatro lados del altar había unos tramos de escaleras que conducían hacia la parte superior y en la parte superior, también había una plataforma abierta. En el tramo de escaleras había muchas personas sentadas, cultivando, pero ninguna podía poner sus pies en la cima del altar.

Xiao Yu explicó mientras caminaba en dirección al altar. “Dentro de este pozo espiritual, expertos del Reino Destino Terrenal y Celestial pueden obtener grandes beneficios para sus cultivaciones. Existen un total de ciento noventa y nueve peldaños. Mientras más fuerte la habilidad de un individuo para comunicarse con los cielos y la tierra, más cerca puede aproximarse a la cima del altar. Por el contrario, si la habilidad de un individuo para comunicarse con los cielos y la tierra es débil, entonces ellos no serán capaces de subir ni un solo peldaño. Si lo intentan, ellos sufrirán un gran contragolpe.”

Cada paso era tan distante como una travesía hacia el Dao Celestial. Sólo al superar grandes dificultades uno puede progresar.

De repente, los estudiantes en la plataforma avistaron al grupo de Xiao Yu.

“¿No es ese el Xiao Yu con Raíz Espiritual Celestial de 7mo-grado?”

“Escuché que ni siquiera puede llegar ni al quinto escalón, ¿Es eso verdad?”

“¡Sí, es un hecho que él ni siquiera puede subir hasta el quinto escalón!”

Varios estudiantes se mofaron en voz baja.

Sin embargo, Xiao Yu no les prestó nada de atención a aquellos estudiantes; él ya estaba acostumbrado a ser mofado por otros. Hasta donde a él le concernía, él sólo tenía que preocuparse por sí mismo y no había necesidad de preocuparse acerca de la mirada de los demás.

Xiao Yu miró a sus acompañantes y dijo, “¡Nie Li, Lu Piao, me adelantaré y empezaré a cultivar!”

Él se dirigió hacia los peldaños, Primer peldaño, segundo peldaño…

En el quinto peldaño, un rastro de sorpresa se cruzó por los ojos de Xiao Yu. En el pasado, cada vez que llegaba al quinto peldaño, él sentiría una fuerte presión que hacía difícil cada uno de sus movimientos. Pero esta vez, cuando él llegó al quinto peldaño, él aún se sentía como si estuviera levantando unas ligeras cargas.

Él dio otro paso, al sexto, séptimo…

“¿Cómo es eso posible? ¿Xiao Yu de hecho logró llegar hasta el sexto peldaño?”

Los otros estudiantes miraban a Xiao Yu con sorpresa. En el pasado, Xiao Yu sólo podía subir hasta el quinto peldaño y era detenido allí; sin embargo, hoy día, él fue capaz de llegar hasta el sexto peldaño. Este hecho los aturdió un poco.

Ellos observaron a Xiao Yu subir más alto, peldaño por peldaño. Las alturas que eran inalcanzables en el pasado para Xiao Yu se veían fáciles ahora.

Varios estudiantes que estaban sentados cultivando en el treceavo peldaño, observaron mientras Xiao Yu se les acercaba e instantáneamente se sintieron nerviosos e intranquilos. ¿Por qué la habilidad de Xiao Yu para comunicarse con los cielos y la tierra repentinamente se elevó a tales niveles? Este nuevo desarrollo los dejó completamente estupefactos.

Xiao Yu dio un vistazo a esos estudiantes y pasó por su lado mientras continuaba ascendiendo.

Aquellos estudiantes se quedaron atontados mientras veían la figura de Xiao Yu subir más y más arriba. Mientras pensaban en todas las cosas que le dijeron mientras se mofaban de Xiao Yu anteriormente, ellos sentían que sus rostros ardían. ¡En cuanto a las otras personas les concernía, ellos eran meramente unos chistes! ¡Xiao Yu ni siquiera les dio una mirada decente!

Nie Li y Lu Piao también pusieron sus pies en los peldaños.

En el instante en que el pie de Nie Li tocó el primer peldaño, él sintió una majestuosa energía soplar hacia él y su Reino del Alma surgió. Este pozo espiritual era en efecto extraordinario.

Nie Li ascendió mientras se comunicaba y armonizaba con su energía poco a poco. En su caminó hacia arriba, él se dio cuenta que su fuerza era una simple gota de agua en el vasto océano del pozo espiritual.

Las dos figuras lentamente ascendieron peldaño a peldaño.

 

Fuera de los Campos Alma Santa.

Una conmoción surgió instantáneamente al tiempo que un nuevo nombre se materializaba en el Tablero Alma Santa, en el puesto doscientos.

“¡Es Xiao Yu! ¡Xiao Yu de hecho se abrió paso hacia los primero doscientos!”

Una vez que las varias facciones se hicieron conscientes de esta noticia, todos estaban completamente asombrados.

Esta era la primera vez que Xiao Yu llegaba los doscientos primeros. En el pasado, sin importar cuantas veces lo intentara, él nunca podía enlistar su nombre en el Tablero Alma Santa.

“¡¿Cómo es esto posible?!” El rostro de Hua Ling se volvió sombrío mientras miraba fijamente al nombre de Xiao Yu en el Tablero Alma Santa. Un rastro de intento asesino se cruzó por sus ojos. El hecho de que el nombre de Xiao Yu apareciera en el Tablero Alma Santa le hizo sentir una gran presión.

Hua Ling y sus hombres miraron fijamente al Tablero Alma Santa.

Yan Hao llegó después de Hua Ling, dio un vistazo al área, pero no pudo encontrar a Huang Ling. Él levantó la cabeza y sus pupilas súbitamente se encogieron cuando vio el nombre de Xiao Yu en el Tablero Alma Santa.

“Xiao Yu, esa basura, ¿En realidad llegó a los primero doscientos en el Tablero Alma Santa? ¿Exactamente qué está sucediendo?”

Las cejas de Yan Hao estaban fijamente unidas en punta mientras sentía un rastro de anormalidad. En el pasado, Xiao Yu sólo podía caminar por los primero peldaños de los Campos Alma Santa, mientras que alcanzar a los doscientos primeros requeriría que uno ascienda hasta por lo menos el cincuentavo peldaño. La diferencia entre lo primero y lo último era simplemente demasiado grande.

¿Podría ser…?

¿Acaso realmente Xiao Yu progresó hacia el Reino Destino Celestial?

Justo cuando todos seguían anonadados de que Xiao Yu haya logrado estar entre los doscientos primeros, su nombre empezó a subir hacia arriba en el Tablero Alma Santa. De la posición ducentésima hacia la centésima nonagésima novena, su colocación continuó a incrementarse.

La atención de todos estaba fija en el Tablero Alma Santa mientras la clasificación de Xiao Yu continuaba cambiando.

“¿Cómo es esto posible? ¡Xiao Yu ya está en el centésimo sexagésimos!”

“¡Eso es imposible! ¡¿Cómo puede haberme superado?!” Yan Hao estaba furioso. En sus ojos, Xiao Yu siempre había sido un desperdicio. ¡Pero ahora, él de hecho había sido superado por ese mismo desperdicio!

En aquel momento, dentro de los Campos Alma Santa, Xiao Yu continuó moviéndose hacia arriba, lentamente y confidentemente ascendiendo peldaño tras peldaño. Incluso él estaba sorprendido por su habilidad de comunicarse con los cielos y la tierra. Él ya se encontraba en los noventa, pero no sentía ninguna presión en absoluto.

Xiao Yu estaba practicando la técnica de cultivación [Miríada de Rugidos de Dragón]. Cuando él se encontraba en el Reino Destino Terrenal, su cultivación siempre había sido suprimida; pero en el momento en que se abrió paso y subió hacia el Reino Destino Celestial, la técnica de cultivación [Miríada de Rugidos de Dragón] finalmente reveló su aterrador poderío y elevó la cultivación de Xiao Yu pasos agigantados.

¡Tal ritmo era simplemente inimaginable para los cultivadores ordinarios!

Nie Li y Lu Piao le seguían por detrás. Nie Li alzó la cabeza y avistó la espalda de Xiao Yu. Xiao Yu ya estaba en los noventa y tantos peldaños mientras que ellos recién estaban en los treintas.

Súbitamente, Nie Li notó a una hermosa chica, alrededor de los dieciséis o diecisiete, sentada con las piernas cruzadas en el peldaño ciento setenta y tantos, cultivando. Ella era hermosa y vestía un vestido cian de seda, con una túnica blanca de muselina sobre sus hombros que esparcían en el suelo como la luz de la luna. A través de esta túnica de muselina, uno podía ver la elegante línea de su cuello y su perfecta clavícula.

Sus cabellos estaban sujetos con una cinta rosada y una horquilla en forma de mariposa y ella llevaba puesto maquillaje. La piel de sus mejillas era tan tiernas y hermosas como los pétalos de una flor. Bajo el débil brillo del pozo espiritual, todo su cuerpo brillaba como una clara nieve.

Esta belleza era la pieza maestra de los dioses. Comparados con ella, incluso los cielos y la tierra se veían apagados.

Esta belleza, incluso podía ser descrita como ‘capaz de cautivar a los pájaros y las bestias’.

Sus ojos estaban cerrados mientras cultivaba, sumergida en una especie de estado misterioso, como un hada que se hubiera quedado dormida. Con esa santa apariencia suya, otros no se atreverían a profanar ante ella.

Sin importar quien la viera, nadie podía evitar sentirse avergonzado e inferior comparado con ella.

En los peldaños no tan lejos habían varios discípulos, mirándola fijamente desde la distancia, sin atreverse a acercársele. O tal vez, nadie era capaz de estar hombro a hombro con ella.

“¡Qué hermosa!” Lu Piao estaba embobado mientras la miraba fijamente y murmuraba. De entre las chicas que él había visto, quizás sólo Ye Ziyun y Xiao Ning’er podían compararse con ella.

Sin embargo, en aquel momento, el brillo del pozo espiritual brillaba directamente sobre ella, como un hada que había descendido al reino de los mortales. Incluso Ye Ziyun y Xiao Ning’er serían un poco inferiores comparados con ella.

Nie Li observó a esta chica aturdidamente mientras que incontables emociones y recuerdos se despertaban en su mente.

Cuando ellos se conocieron en su anterior vida, Nie Li había sufrido graves lesiones y había perdido la consciencia por la orilla del río. Ella fue la que lo salvó. Ella siempre había estado indispuesta a decirle su verdadero nombre a Nie Li. Ella dijo que era porque se iría algún día y era mejor que él no lo supiera, para que le fuera más fácil olvidarla. En aquel entonces, ella parecía una adolescente pero Nie Li estaba al tanto de que ella ya había vivido por mucho tiempo.

“No sé quién o qué está persiguiéndote, pero justo ahora, estás gravemente herido. ¿Por qué no me aceptas como tu maestra y me sigues de regreso a la Secta de las Plumas Divinas? Allí, te puedo enseñar técnicas de cultivación.” La tierna sonrisa de la chica era tan gentil como la brisa de primavera.

“Discípulo, no puedes cultivar de esa manera. ¡Si quieres comunicarte con los cielos y la tierra, tú tienes que dejar primero el odio de tu corazón! Tú debes de ser virtuoso como el agua, ya que el agua no compite. El corazón debe de ser como los cielos y la tierra, para así conseguir el Dao mayor. ”

Nie Li nunca había sido capaz de alcanzar el reino ‘virtuoso como el agua’ del que su maestra hablaba.

Él era sólo un plebeyo, participando en la competición y en las decepciones del mundo. Él nunca había sido capaz de dejarlo ir y continuó haciendo enemigos por todos lados.

——

“Discípulo, incluso si peleas, ¿Qué es lo que consigues?”

“¡Pero Maestra, ellos te llamaron Demonia! ¡Esa es la raíz de todo! ¡Decir que la sangre que fluye dentro de usted pertenece al clan demonio!”

“¿Entonces es tu Maestra una Demonia en tu corazón?”

“No.”

“Entonces eso servirá. En cuanto a lo que los otros digan, ¿Qué pueden hacer las palabras?”

——

“No Maestra, no me dejes, eres la única a la que le tengo cariño…”

Su aura se hizo más débil. “Nie Li, ya lo dije antes, ya he realizados cálculos en mis destino con la técnica Fortuna Divina. Tú eres la calamidad de mi destino. Mi muerte no está relacionada con ellos, prométeme una cosa. No tomes venganza contra ellos. Deja ir al odio dentro de ti. Aquellos que están perdidos nunca serán capaces de regresar. Mientras más rebelde estés, más perderás. ¡Tú debes de alcanzar ese reino ‘virtuosos como el agua’!”

“¡No…!” Nie Li dolorosamente aulló mientras la veía cerrar lentamente sus ojos y disiparse de entre sus brazos.

Su Maestra siempre había sido la que allanaba el camino para él en el Reino de las Ruinas Dracónicas. Pero ahora, ella había dejado tranquilamente el mundo y se convirtió en una brisa intangible.

Nie Li cumplió el último deseo de su Maestra y no mató a aquellas personas por venganza. Al mismo tiempo él había protegido el último de los fundamentos de la Secta de las Plumas Divinas. Sin embargo, su muerte había dejado un profundo resentimiento en su corazón.

Incluso después, Nie Li nunca fue capaz de alcanzar el reino ‘virtuoso como el agua’, nunca fue capaz de ser como su maestra, distanciada de asuntos mundanos.

——

En esta vida, los ojos de Nie Li estaban llenos de lágrimas al verla de nuevo.

“Nie Li, ¿Qué sucede contigo?” Lu Piao miró a Nie Li con estupor. ¿Qué le estaba sucediendo? ¿Por qué está llorando?

Nie Li sacudió su cabeza. “No es nada.” Aquellos recuerdos fueron como una oleada, haciendo borrosa su visión.

descarga pdf flechas

Anuncios

5 comentarios en “Tales Of Demons And Gods Capítulo 277

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s