Tales Of Demons And Gods Capítulo 262

descarga pdf flechas

Tales Of Demons And Gods 262 – Un Obsequio de Nie Li

Nie Li estaba profundamente sumergido en sus pensamientos. ¡Si él lograba regresar del Reino de las Ruinas Dracónicas, entonces él definitivamente echaría un vistazo dentro del Bosque Diablo Negro, descubrir que estaba oculto allí, y revelar el acertijo acerca de la anterior vida de Xiao Ning’er!

Xiao Xue y Lu Piao también se estaban despidiendo.

“¡Xiao Xue, espérame a que alcance el Reino del Ancestro Marcial! ¡Luego de eso, iré a la Secta Nota Celestial para tomarte como mi esposa!” Los ojos de Lu Piao destellaban con lágrimas mientras miraba a Xiao Xue.

Xiao Xue jaló las orejas de Lu Piao mientras resoplaba, “¡Date por vencido! ¡Para cuando alcances el Ancestro Marcial, yo ya me habré convertido en una mujer vieja! Lu Piao, ¿Estás planeando no tomarme como tu esposa?”

“¡Au-au-au, Xiao Xue! ¡Apúrate y déjame ir! ¡Por qué haría algo como eso!” Lu Piao respondió inmediatamente.

“Lu Piao, ¿Qué estás insinuando? ¿Estás diciendo que yo te estoy forzando a que me tomes como tú esposa? ¡Será mejor que me des una buena explicación!” Xiao Xue puso una mano en sus caderas, mientras que su otra mano jalaba de una oreja de Lu Piao.

Lu Piao sólo pudo pararse con los pies en puntas mientras prosiguió rápidamente, “De verdad quiero hacerlo. No, no, Quiero decir yo realmente estoy dispuesto. Xiao Xue, yo definitivamente te tomaré como mi esposa.”

Xiao Xue barrió sus ojos fríamente sobre la entrepierna de Lu Piao mientras resopló. “Lu Piao, será mejor que me escuches. ¡Mientras no esté cerca de ti, si te atreves a meterte con otras mujeres, entonces yo me aseguraré de hacerte pedazos cuando regrese!” Ella luego caminó hacia Ling Yun.

Luego de que Xiao Xue se fuera, Lu Piao aún sentía un frío entre sus piernas mientras que una amarga expresión se plasmaba en su rostro, Él vio a Nie Li. Ellos dos eran hombres, entonces ¿Por qué había tremenda diferencia entre ellos dos? Ellos dos se estaban despidiendo. Nie Li abrazó a las dos, Ye Ziyun y Xiao Ning’er, y ninguna de las diosas tuvo objeción alguna. Pero cuando Lu Piao se despidió, él terminó siendo regañado. ¡Su vida era tan amarga!

Nie Li quería preguntarle algo a Xiao Ning’er. Sin embargo, justo cuando levantó su cabeza para hacerlo, él vio a Ling Yun volar a lo lejos con Ye Ziyun, Xiao Ning’er, y Xiao Xue en sucesión.

Él aún podía ver las reacias expresiones de las dos chicas mientras sus ojos destellaban con lágrimas.

Nie Li se despedía agitando las manos mientras observaba a Ye Ziyun, Xiao Ning’er, y Xiao Xue entrar al vórtice. “¡Adiós! ¡Me aseguraré de buscarlos luego de alcanzar el Reino de las Ruinas Dracónicas!”

Las dos chicas que tenían sus destinos entrelazados con el suyo precedieron a desaparecer en el vórtice. Él no pudo evitar sentirse melancólico.

Parece que las dos chicas ya ocupaban un lugar importante en su corazón.

Luego de que otro grupo de personas se haya ido, Du Ze caminó hacia el lado de Nie Li y dijo, “¡Nie Li, me iré pronto!”

“Muy bien,” Nie Li palmeo los hombros de Du Ze y sonrió, “¡Buen hermano, nos volveremos a encontrar en el Reino de las Ruinas Dracónicas!”

“¡Sí!” Du Ze asintió seriamente con un movimiento de la cabeza. En su corazón, Nie Li ya se había convertido en su hermano más importante; este hecho se quedará para siempre de la misma manera.

Mientras Du Ze y Nie Li estaban hablando, Hua Huo caminó hacia ellos. Ella vestía un vestido rojo muy apretado de cuello alto. Sus prometedoras piernas eran vagamente delineadas, pero todavía albergaban un sin fin de tentaciones. Su alta figura atraía la mirada de otros y hacía que fueran incapaces de quitar su mirada. Ella era indudablemente extremadamente hermosa y tenía orejas puntiagudas de color rojo purpura. Todo esto le daba un encanto único de una mujer de una tribu diferente.

Ella caminó hacia el lado de Du Ze y extendió su mano. “Gusto en conocerte, mi nombre es Hua Huo. De ahora en adelante, estaremos en la misma secta. Por favor, cuida de mí.”

Du Ze estaba atónito mientras contemplaba a Hua Huo. Aunque él no estaba familiarizado con la otra parte, cuando él vio cuán sincera parecía ella, Du Ze extendió su mano en un apretón de manos y dijo, “¡Claro, usted también cuide de mí!”

“Vámonos.” Una sonrisa floreció en el rostro de Hua Huo mientras giraba.

Du Ze estaba completamente perdido. Al ver a su amigo en esta situación, Lu Piao, quien estaba al lado suyo, le dio una patada en la parte trasera mientras le daba lecciones, “Estúpido, ¿No vas a apresurarte y seguirla?”

Lu Piao estaba simplemente actuando resentido con Du Ze por no actuar apropiadamente y estaba impaciente por ver que él corrija su comportamiento. Tan hermosísima dama estaba tomando la iniciativa para saludarlo y Du Ze estaba actuando como si estuviera completamente perdido.

Du Ze pausó por un momento mientras ondeaba su mano y decía, “¡Nie Li, entonces viajaré primero!”

Justo después de esas palabras, él apresuró sus pasos y siguió a Hua Huo.

Du Ze también se había ido.

Luego de eso, Zhang Ming también se despidió de Nie Li y se fue tras de otro experto.

Du Ze y todos los demás se han ido ahora. Actualmente, sólo quedaban cuatro personas; Nie Li, Lu Piao, Yu Yan, y Duan Jian. En ese momento un joven vestido de blanco se entró calmadamente. Este joven era el Señor Demonio al que Nie Li había enviado huyendo por su vida.

El Señor Demonio cruzó una mirada fría con Nie Li y su grupo. Desde que él entró al Reino Prisión Abismo cuando joven y salió, la única otra vez en la que él había sido herido fue en su pelea en la Mansión del Señor de la Ciudad. Si no fuera por su atesorada armadura y el hecho de que él había usado una técnica especial para ocultar su cuerpo, él ya habría muerto en las manos de Nie Li.

¡A aquellos que le habían causado lesiones, él definitivamente los convertirá en picadillos!

Al ver al Señor Demonio, una imponente ira surgió dentro del corazón de Nie Li y una insuprimible furia causó que sus venas brotaran por todo su cuerpo. Mientras él miraba al asesino de Ye Zong, Nie Li no deseaba nada más que ser capaz de matarlo con sus propias manos, aquí mismo, en este momento. Sin embargo, él pensó en lo que el Maestro de las Tinieblas había dicho. Si él tomaba alguna acción contra el Señor Demonio en este momento, él estaría jugando dentro de las manos del Señor Demonio.

Con la actual fuerza de Nie Li, él era incapaz de confrontar al maestro del Señor Demonio.

“¡Los enemigos realmente se encuentran en caminos estrechos!” dijo fríamente el Señor Demonio. Su mirada albergaba una infinita intención asesina y una sed de sangre llena de locura cuando hizo contacto visual con Nie Li.

“Nunca imaginé que aún te las arreglarías para escapar incluso después de haberte arrancado tu puta cabeza la última vez. Qué tal, ¿Aún quieres pelear?” La frígida mirada de Nie Li penetró dentro del Señor Demonio.

El Señor Demonio sonrió ligeramente, “La última vez, pudiste ganar ventaja sobre mí. ¿Pero crees realmente que eres capaz de matarme? ¡Qué broma tan divertida! Te estás sobreestimando demasiado. Si no me hubiera estado reservando mis cartas, ¿Crees realmente que hubieras sido capaz de ganar ese tipo de ventaja? ¡Debo admitir que tienes varios recursos! ¿Y qué? Hasta ahora, tú eres el único que ha sido capaz de despertar mi interés. ¡Yo mataré a todos los que estén a tu lado, y te guardaré para el último! Después de todo, ver a una hormiga sufrir en el agua antes de ahogarse es mucho más interesante.”

El Señor Demonio había dicho prácticamente lo mismo que le dijo el Emperador Sagrado en su anterior vida. Nie Li aún recordaba las palabras del Emperador Sagrado, que él mataría primero a todos los que sean cercanos a él, uno por uno. Nie Li empuñó fuertemente sus puños hasta que sus venas se acentuaron.

Aunque el Señor Demonio tenía un gran talento, Ye Ziyun, Xiao Ning’er, Du Ze y el resto definitivamente recibirían protección de las sectas a las que se habían unido. Ellos estarían a salvo por al menos unos cuantos años. Durante ese tiempo, Nie Li tendría que cultivar como loco y eliminar completamente la existencia del Señor Demonio antes de que el trato desaparezca.

Su ira sólo deleitaría al Señor Demonio. Nie Li suprimió su ira mientras miraba a su enemigo y dijo fríamente, “¿Tú estás muy confiado sólo porque tienes el Cuerpo Supremo? ¡Qué chiste tan lamentable! ¿Toda esa confianza viene de ese cuerpo? El Cuerpo Supremo es ciertamente poderoso, pero ¿Y qué? Si no tienes un alma compatible, entonces al final, todo es un desperdicio. Mientras más alto subas, más te darás cuenta que tu alma es débil y es incapaz de igualar a la cultivación de tu cuerpo. ¡Veremos, si tu Cuerpo Supremo es más fuerte o yo soy más fuerte!”

La técnica de cultivación de Nie Li [Dios Celestial] aún se encontraba en su fase inicial. Una vez que el alcance el Reino Destino Celestial, el poder de su técnica de cultivación [Dios Celestial] sería entonces liberado poco a poco. ¿Cómo podría el Físico Supremo compararse con el poder del cielo?

La expresión del Señor Demonio era glacial mientras reía fríamente, “¿Crees que por poner las cosas de esa manera, yo me preocuparé? ¿Cómo el poder de un Cuerpo Supremo podría ser imaginado por un mortal como tú?”

Aunque el Señor Demonio lo dijo confidentemente, en realidad, él se sentía inseguro en su corazón. Las palabras de Nie Li habían golpeado un punto sensible. Mientras más alta era su cultivación, él podía sentir que tan débil e incompatible su alma era con el Cuerpo Supremo. Pero ¿Y qué? ¡Sin importar quién sea su enemigo, nadie podía detenerlo a volverse más fuerte!

Nie Li sonrió fríamente al tiempo que observaba al Señor Demonio en silencio. Si sus acciones no hubieran sido restringidas aquí, él ya lo habría matado. ¡Sin embargo, en un tiempo no muy lejano, él será capaz de acabar personalmente con el Señor Demonio! ¡El Reino de las Ruinas Dracónicas deberá ser el último destino del Señor Demonio!

El Señor Demonio resopló gélidamente mientras se daba la vuelta.

Nie Li miró a Duan Jian y dijo, “Mientras te encuentres en la secta, nunca pelees contra él. Siempre que estés dentro de la secta, será imposible para él tocarte.”

Duan Jian estaba un poco resignado en su corazón. Aunque el Señor Demonio era poderoso, él aún sentía que él podía aguantar un encuentro contra el Señor Demonio.

“¡Si tu deseas pelear, entonces hazlo luego de alcanzar 2-Destino, Reino Destino Celestial!” Nie Li advirtió con una voz solemne, “¡Esto es una orden!”

“Sí.” Duan Jian inclinó la cabeza y respondió seriamente.

“Ve entonces.” dijo Nie Li. Mientras veía la espalda del Señor Demonio, sus ojos se llenaron de unas frías intenciones asesinas.

Duan Jian caminó hacia el Señor Demonio. Bajo la guía de un poderoso experto, ellos se elevaron en el aire y entraron al vórtice.

Nie Li miró hacia el Maestro de las Tinieblas.

El Maestro de las Tinieblas le dijo a Nie Li, Lu Piao, y otro experto de rango Semidiós, “El lugar al que están a punto de ir se llama Secta de las Plumas Divinas. Yo continuaré vigilando en el Reino de las Tinieblas mientras Xiao Yu los guía. ¡Una vez que estén allí, habrá expertos especializados para que los guíen! ¡Sin embargo, al llegar a la Secta de las Plumas Divinas, confió en que no me avergonzarán!”

¿El Maestro de las Tinieblas no irá al Reino de las Ruinas Dracónicas?

Mientras pensaba en eso, él se dio cuenta de que era afortunado en que el Maestro de las Tinieblas no estuviera yendo. Si el Maestro de las Tinieblas se dirigiera al Reino de las Ruinas Dracónicas con ellos, entonces no habría nadie quién proteja a Ciudad Gloria. Sin embargo, Nie Li aún estaba un poco preocupado. ¿Todavía se enfrentaría Ciudad Gloria a la calamidad que estaba supuesta a suceder dentro de dos años?

Siempre que el Maestro de las Tinieblas estuviera vivo, Ciudad Gloria estaría a salvo. Pero si el muere…

¿Exactamente quién sería capaz de matar al Maestro de las Tinieblas?

Si el oponente era muy poderoso, entonces incluso si Nie Li se quedará atrás, aún sería completamente inservible. Nie Li pensó brevemente, entonces sacó un objeto de su anillo interespacial y se lo presentó al Maestro de las Tinieblas con sus dos manos, “¡Maestro, antes que me dirija al Reino de las Ruinas Dracónicas, por favor acepte este obsequio!”
[En china, presentar cosas con las dos manos es símbolo de respeto.]

La mirada del Maestro de las Tinieblas se posó sobre Nie Li. Un breve momento después, él tomó el objeto de Nie Li y dijo casualmente, “¡He aceptado tu obsequio, todos ustedes deben de irse ahora!”

Xiao Yu estaba un poco confundido. ¿Exactamente qué le había dado Nie Li a su padre adoptivo? Sin embargo, él no hizo ni una pregunta.

Cuando él vio que el Maestro de las Tinieblas había recibido su obsequio, Nie Li estrechó su cuerpo un poco antes de volar tras de Xiao Yu. Lu Piao y el otro experto de rango Semidiós también le habían seguido y los cuatro de ellos desaparecieron dentro del vórtice sin rastro alguno.

Al ver que Nie Li y los demás se habían ido, el Maestro de las Tinieblas retractó su mirada y observó al objeto en su palma. Era una valija. Objetos del Mundo Diminuto no tenían valor para el Maestro de las Tinieblas; por eso, él naturalmente no le dio tanta importancia el obsequio de Nie Li. Él casualmente abrió la valija y vio sus contenidos.

Instantáneamente, las pupilas del Maestro de las Tinieblas se encogieron de un profundo asombro. Él levantó la cabeza hacia el cielo, pero Nie Li ya se había marchado.

descarga pdf flechas

Anuncios

2 comentarios en “Tales Of Demons And Gods Capítulo 262

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s