Tales Of Demons And Gods Capítulo 249

descarga pdf flechas

 

Tales Of Demons And Gods 249 – Sondeo

Nie Li podía sentir una aura aterradora emanar de la otra parte.

Una violenta onda de energía salió disparada hacia él, incluso más fuerte que antes. La cultivación de la otra parte probablemente haya avanzado más rápido luego de alcanzar el quinto piso de la Torre Infernal Negra.

Justo cuando Nie Li estaba a punto de sentarse y empezar a cultivar, el joven vestido de blanco se levantó súbitamente y disparó numerosas cadenas negras hacia Nie Li desde todas las direcciones.

¿Tomando acciones desde ya y sin decir ni una palabra?

Sintiendo que las cadenas se le venían encima, Nie Li rápidamente saltó lejos del lugar.

*¡Boom!* *¡Boom!* *¡Boom!*

Todo el quinto piso fue envuelto en una frenética cantidad de energía.

“Nunca imaginé que nos encontraríamos aquí.” El joven vestido de blanco dijo con una sonrisa, pero no frenó los ataques de sus manos.

“Esto también es algo inesperado para mí, Señor Demonio.” resopló Nie Li fríamente mientras miraba al Señor Demonio.

“¡Así que, ya adivinaste quién soy!” Dijo el Señor Demonio mientras sus manos formaban rápidamente un sello. Su cuerpo se transformó súbitamente en un demonio gigante de unos cinco a seis metros de alto con ocho brazos. Éste agitó sus enormes puños, que contenían la Ley del Infierno, hacia Nie Li.

“¡Si ni siquiera podía adivinar como mucho eso, entonces sería realmente estúpido!” Nie Li estaba secretamente perplejo mientras miraba al Señor Demonio quien se había fusionado con su espíritu demoníaco. Nie Li nunca imaginó que la bestia demoníaca con la que el Señor Demonio se había integrado sería de hecho el extremadamente raro Diablo Infierno-Oscuro de Ocho Brazos (Eigth-Armed Darkhell Fiend). Ese tipo de criatura sólo aparecía en el Reino del Infierno. Tiene una fuerza extremadamente poderosa y también tiende a tener una multitud de aterradoras habilidades de combate. En general, era una criatura bastante misteriosa y desconocida.

Incluso Nie Li sólo sabía algunas de sus habilidades.

¡Nie Li podía sentir que la visión del Señor Demonio sobre la Ley del Infierno ya había alcanzado un nivel extremadamente aterrador, él sólo se encontraba a un paso de alcanzar a un Dios Espiritual!

*¡Boom!* *¡Boom!* *¡Boom!*

La Ley del Infierno explotó por todos lados. Uno de los ataques repentinamente cayó muy cerca de Nie Li y el fuerte impacto golpeó sin piedad su espalda y lo mandó a volar.

Unos rastros de sangre se filtraron de una de las esquinas de la boca de Nie Li y él se sintió como si órganos internos fueran a explotar. Él se levantó de un salto, aterrizó en la pared, y emitió furiosos rugidos hacia el cielo. Las Leyes de la Luz y la Oscuridad se concentraron rápidamente y formaron esferas blancas y negras.

¡Explosion Yin-Yang x10!

*¡Woosh!* *¡Woosh!*

Las esferas de blanco y negro se revolvieron entre ellas mientras volaban hacia el Diablo Infierno-Oscuro de Ocho Brazos.

Cuando las dos esferas colisionaron, una explosión masiva resonó mientras el Señor Demonio fue envuelto en la poderosa explosión. Incluso Nie Li fue barrido lejos por el formidable poder de la Explosión Yin-Yang.

¡Un Ying-Yang x10 como ese podía incluso matar a un experto de rango Semidiós!

“¿Está muerto?” Nie Li cruzó sus antebrazos para bloquear la onda expansiva que ondulaba hacia él. Levantó su cabeza, inseguro de si el Señor Demonio había muerto. Al fin y al cabo, él todavía no tenía claro la verdadera fuerza del Señor demonio.

Antes de que el poder de la Explosión Yin-Yang se disipara, el enorme Diablo Infierno-Oscuro de Ocho Brazos se materializó súbitamente al lado de Nie Li. Sus movimientos fueron tan rápidos que incluso Nie Li no pudo reaccionar a tiempo. El Diablo Infierno-Oscuro de Ocho Brazos cogió la pierna derecha de Nie Li con dos de sus brazos y despiadadamente lo aplastó contra el piso.

*¡Boom!* *¡Boom!* *¡Boom!*

Las dos figuras dejaban imágenes residuales mientras intercambiaban ataques en el quinto piso de la Torre Infernal Negra.

Las aterradoras ondas de choque causaron estragos a sus alrededores.

Si la Torre Infernal Negra no fuera tan robusta, o si en su lugar fuese cualquier otra torre ordinaria, definitivamente hubiera sido destrozado por la desenfrenada energía.

“Debo admitir que tu talento es aterrador. ¡Pensar que de hecho has conseguido la percepción de tres tipos de Leyes de la Energía! Sin embargo, comparado con mi Cuerpo Supremo, aún te falta mucho. ¡El destino ha decidido de que no estés a la par conmigo!” Rugió furiosamente el Señor Demonio mientras el cuerpo del Diablo Infierno-Oscuro de Ocho Brazos se tornaba rojo escarlata haciendo que su fuerza subiera otro nivel.

Nie Li podía sentir la aterradora presión venirse encima de él. El Señor Demonio era definitivamente el oponente más poderoso con el que se ha enfrentado hasta ahora en esta vida. Con sólo su fuerza actual, Nie Li no era rival para él.

¡Prisión de Diez Mil Almas!

El Señor Demonio rugió con furia, alzó su puño, y atacó a Nie Li. Su puño parecía contener innumerables almas que gemían en dolor. La horrenda presión se venía hacia abajo, capa por capa, como si fuese a aplastar todo hasta convertirlo polvo.

Dentro de su corazón, Nie Li estaba espantado. ¡Ésta energía era simplemente demasiado poderosa! Él inmediatamente usó su Ley de la Muerte y formó capas de paredes de hueso entre él y esa presión.

*¡Boom!* *¡Boom!* *¡Boom!*

Las paredes de huesos fueron destruidas una tras otra.

Nie Li intentó encontrar un punto débil en la técnica del Señor Demonio; sin embargo, el Señor Demonio era simplemente demasiado poderoso. Su control sobre su energía ya había alcanzado un nivel de perfección que ni siquiera Nie Li podía rivalizar.

Sintiendo que Nie Li estaba siendo subyugado, Yu Yan, quién ha estaba escondida y viendo todo este intercambio de poderes, no pudo soportarlo más. Ella agito su mano y una pared de llamas apareció delante de Nie Li. En adición a eso, innumerables cadenas de llamas se materializaron, serpentearon y se deslizaron hacia el Señor Demonio.

La Prisión de Diez Mil Almas del Señor Demonio rompió las paredes de hueso de Nie Li y se ralentizaron un poco cuando entraron en contacto con la pared de fuego de Yu Yan. Al sentir a las serpientes de fuego deslizarse hacia su dirección, el Señor Demonio movió sus ocho brazos y las atrapó.

*¡Boom!* *¡Boom!* *¡Boom!*

Las serpientes de fuego explotaron.

“¡Así que tu ayudante finalmente ha decidido mostrarse!” El Señor Demonio retrocedió varios pasos y las esquinas de su boca se alzaron en una fría sonrisa.

Nie Li se limpió los rastros de sangre de la esquina de su boca. Aunque él aún tenía algunos métodos para preservar su propia vida ante el Señor Demonio, si la batalla se hubiera extendido, no hubiese habido ninguna posibilidad de ganar. ¡El Señor Demonio era simplemente demasiado poderoso! Más aún, Nie Li podía sentir que el Señor Demonio aún ocultaba una poderosa energía demoníaca dentro de su cuerpo. Si esa energía fuese liberada, el resultado final sería definitivamente aterrador, por decir lo menos.

Yu Yan voló hacia el cielo mientras miraba fríamente al Señor demonio ante ella. Ella estaba preparada a ir con todo en cualquier momento. Sin embargo, dentro de su corazón, incluso ella comprendía que la pelea quizá no esté asegurada al ir contra el Señor Demonio.

De repente, el cuerpo del Señor Demonio se encogió y regresó a su apariencia original. Miró a Nie Li y dijo, “De esta pelea, al menos puedo confirmar que no eres un experto de la Constelación Espiritual. Me pregunto, ¿Qué métodos has usado para alcanzar tu actual cultivación y conocimiento? Has despertado mi interés. Hoy, no tengo prisa por matarte. ¡En lugar de eso, esperaré a ver qué nivel alcanzarás en el futuro!”

Desde un principio, el Señor Demonio no tenía intenciones de matar a Nie Li; él sólo estaba intentando sondear su fuerza.

“Independientemente de si puedas matarme o no en absoluto todavía es parte del problema, ¿No es así?” Las cejas de Nie Li se contrajeron mientras fanfarroneaba, tratando de no aparentar ser el débil. Aunque su fuerza actual era sólo de rango Leyenda, él poseía innumerables otras técnicas secretas que podían empujar su potencial al límite. Él todavía era capaz de lidiar con el Señor Demonio. Su problema era sólo que no estaba seguro de cuantas cartas bajo la manga tenía el Señor Demonio; por lo tanto, el mismo Nie Li no necesitaba arriesgar todas sus cartas tampoco, por el momento.

“¿Oh? ¡Estás muy confiado!” El Señor Demonio entrecerró los ojos y le dio una revisada a Nie Li. Aunque la fuerza bruta de Nie Li era más débil que la suya, él podía sentir que Nie Li todavía escondía varias cartas bajo su manga.

Esta razón también fue el porqué de rendirse en tratar de matar a Nie Li. Su cultivación estaba tambaleándose en el momento más crucial; por eso, no había necesidad de gastar más esfuerzo con personas innecesarias.

El Señor Demonio echó un vistazo a Yu Yan, quién estaba flotando en el cielo. Si él estaba en lo cierto, esta mujer diminuta debería de ser un Dios Espiritual que ha reconstruido su cuerpo. Su fuerza también era incalculable.

El Señor Demonio pensó dentro de sí, ‘Debería de ir hacia el Reino de las Ruinas Dracónicas primero antes de preocuparme por otras cosas.’

En el quinto piso de la Torre Infernal Negra, la situación se encontraba en un punto muerto. Los dos, Nie Li y el Señor Demonio, resumieron sus cultivaciones separadamente. Aunque aún había rastros de enemistad entre ellos, ninguno de los dos tomó acción alguna.

¡Este tipo de situación debe de hacer que alcanzar el estado mental Anatta sea aún más difícil!

 

Novena capa de las Nueve Capas de Tierras Muertas.

El Maestro de las Tinieblas y el resto estaban discutiendo tranquilamente entre ellos.

“¡El talento de éstos dos es realmente sorprendente! ¡Incluso los espíritus demoníacos con los que se han integrado son extremadamente poderosos! ¡Parece imposible dividirlos en términos de superioridad!” Dijo Tian Hun sonriendo.

“Me temo que no. El joven vestido de blanco debería de ser un poco más fuerte. ¡Sin embargo, la fuerza del otro no es para nada menos débil!”

Ling Yun contrajo las cejas levemente. Ella podía ver que Nie Li y el Señor Demonio habían reservado algo de su fuerza.

Xiao Yu estaba escuchando desde un costado. Desde el principio él sintió que Nie Li no era una persona ordinaria. Él creía que si Nie Li y el Señor Demonio hubiesen continuado su pelea, hubiera sido imposible para cualquiera predecir quién ganaría o perdería. Desde una edad temprana, Xiao Yu había seguido a su padre a la Secta de las Plumas Divinas para cultivar. Ahora, por primera vez, alguien del Mundo Pequeño había despertado su interés.

“Nunca pensé que Yu Yan también aparecería.” Sonrió Ling Yun.

Tian Hun tomo un sorbo de su té mientras dijo levemente, “Yu Yan es sólo un Dios Espiritual menor que aún no debería de ser consciente del Reino de las Ruinas Dracónicas.”

De entre los siete, aparte del Maestro de las Tinieblas, a ninguno le ha interesado mostrarse, incluso para la gran guerra que ocurrió entre los Dioses Espirituales. ¡Por lo tanto, Dioses Espirituales como Yu Yan y los demás no deberían saber de sus existencias!

El Maestro de las Tinieblas reflexionó brevemente antes de decir, “Aunque Yu Yan sólo sea un Dios Espiritual menor, cuando ella fue atacada por muchos expertos durante la gran guerra entre Dioses Espirituales, ninguno de ellos pudo extinguir su alma. Al final, ella fue forzada a esconderse en los Manantiales Negros. Ella es también el único Dios Espiritual con el que el clan demonio no puede estar tranquilo. En mi opinión, ¿Por qué no dejamos que ella siga a su compañero a la Secta de las Plumas Divinas y vemos que pasa?”

“Tú puedes tomar decisiones sobre ese asunto.” Los restantes expertos respondieron con una leve sonrisa.

Repentinamente, el Maestro de las Tinieblas sintió algo mientras una luz radiante cruzó por sus ojos.

“Un invitado ha venido a nuestro Reino de las Tinieblas. ¡Vayamos a conocerlo!” dijo el Maestro de las Tinieblas mientras se convertía en una niebla negra y rápidamente desaparecía.

“¿Un invitado?” Xiao Yu miró hacia la dirección donde su padre había desaparecido con una expresión confusa. ¿Exactamente quién era el invitado del que su padre habló? Él echó un vistazo a la cara de los seis expertos restantes. Todos tenían fría expresión. Quizás, ¿Podría ser…?

descarga pdf flechas

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s