Tales Of Demons And Gods Capítulo 242

descarga pdf flechas

Tales of Demons And Gods 242 – El Estado Mental Anatta

Al escuchar las conversaciones, aquellos que habían deseado la belleza de Hua Huo, contuvieron rápidamente sus pensamientos. Escalofríos bajaron por sus espinas dorsales, mientras miraban sus apretadas y delgadas piernas. A pesar de que sus piernas eran hermosas, ellos no deseaban morir apretados entre ellas.

Aparte de Hua Huo, Cang Ming y Mu Ye, también estaban presentes muchos otros deslumbrantes talentosos miembros de la joven generación.

No obstante, también había algunos de una generación más joven. A pesar de que su cultivación sólo era de rango Oro Negro, uno tenía que considerar que ellos eran genios dentro de su generación. Por eso, ellos no estaban del todo incapacitados de competir con las generaciones más viejas.

La voz solemne del sirviente resonó por todo el cielo.

“¡La prueba ha comenzado!” Uno de los sirvientes agitó las manos y la Ley de la Energía que se había reunido en el cielo, prontamente se dividió en miles de pedazos. Un fragmento cayó delante de cada persona y lentamente se convirtió en una bola de agua que era más o menos del tamaño de la cabeza de una persona. La bola de agua era transparente; sin embargo, había finos hilos recorriendo por ella.

Nie Li frunció el ceño mientras observaba la bola de agua frente a él. ¡Esta era una Esfera de Imágenes Reversas!

¡Esto era una prueba sobre el control de la Fuerza del Alma o de la Ley de la Energía de una persona!

El sirviente procedió a anunciar las reglas con voz fría. “Esta es la Esfera de Imágenes Reversas. Ustedes deben de expandir las esferas inyectando la Fuerza del Alma o Ley de la Energía por medio de los finos hilos que hay dentro. Si se salen de los límites de los hilos, las esferas de agua explotarán. ¡Si pueden extender el diámetro por 30 centímetros, ustedes pasarán! ¡Aquellos que no puedan completar la prueba serán rechazados!”

Un control adecuado sobre la Fuerza del Alma y la Ley de la Energía podría permitir que el débil venza a un oponente más fuerte. Es más, también muestra la profundidad que un ha adquirido con respecto a la Fuerza del Alma y las Leyes de la Energía.

Cuando la Esferas de Imágenes Invertidas aparecieron, algunos expertos no podían esperarse a probarlas.

Varios expertos colocaron sus manos en la superficie de la Esfera de Imágenes Invertidas e inmediatamente vaciaron la Fuerza del Alma de la palma de sus manos hacia los hilos dentro de la bola. Sin embargo, un momento después, una de las bolas explotó. La cara del culpable reflejaba una mirada perdida mientras intentaba comprender qué es lo que había sucedido. No obstante, la matriz del patrón de inscripción debajo de sus pies, emitió instantáneamente una luz blanca que lo envolvió. Con un ¡Woosh!, él desapareció, siendo teletransportado fuera de la séptima capa de las Nueve Capas de Tierras Muertas.

Un experto tras otro intentaron inyectar la Fuerza del Alma dentro de las esferas; sin embargo, muchos de ellos se convirtieron en pilares de luces blancas y desaparecieron.

Nie Li echó un vistazo a su alrededor. Ya había uno cientos de personas menos en sus inmediaciones. Él estaba al tanto de que muchos expertos no podían entender el por qué las aguas explotaban. La razón de su explosión era la misma razón por la cual estas esferas eran denominadas Esferas de Imágenes Inversas. Era porque los hijos que se veían dentro de la bola de agua no eran reales; los hilos reales eran invisibles y tenían que ser sentidos por medio de la Fuerza del Alma para poder ser detectados.

Lu Piao miró a Nie Li y preguntó, “Nie Li ¿Cómo estoy supuesto a jugar con esta cosa?”

“¡Cierra los ojos y usa tu Ley de la Energía para sentir los hilos!” Nie Li rio.

“¡Con que era eso! Ahora ya lo entiendo.” Los ojos de Du Ze se encendieron. Él era muy inteligente y comprendía con sólo una pequeña pista. Él lentamente colocó sus manos sobre la bola de agua y empezó a inyectar la Fuerza del Alma dentro.

El número de personas siendo eliminadas se incrementó constantemente. Aquellos que quedaban no podían evitar sentirse aterrados. Sin embargo, ya había algunas personas que habían logrado pasar la prueba.

La Ley de la Energía de Cang Ming extendió a la bola de agua hasta casi un metro antes de explotar.

Al observar esta escena, varios sirvientes asintieron con la cabeza desde arriba del cielo. Parece que dentro de las generaciones jóvenes, todavía existían personas con un talento decente.

Luego de que Cang Ming completó la prueba, el alzó la cabeza mientras encaró orgullosamente a Mu Ye, Hua Huo y el resto que estaban parados a una distancia de él. Entre la generación de jóvenes, sólo ellos podían despertar su interés.

Mu Ye también inyectó su Ley de la Energía dentro de la bola de agua mientras empezaba a expandirse. Un momento después, la bola explotó.

“¡Treinta centímetros!”

Cang Ming le echó un vistazo a Mu Ye y vio que Mu Ye le sonreía. Cang Ming resopló fríamente al entender que Mu Ye estaba ocultando su fuerza a propósito. Incluso hasta ahora, él no sabía la verdadera fuerza de Mu Ye.

Hua Huo también puso las manos sobre su Esfera de Imágenes Inversas e inyectó su Ley de la Energía. La Ley de la Energía se extendió dentro de la esfera hasta alcanzar noventa centímetros antes de explotar.

Cuando Cang Ming vio eso, sus cejas se contrajeron. Al menos en cuanto a control sobre la Ley de la Energía, Hua Huo no era más débil que él. ¡Ambos, Mu Ye y Hua Huo, definitivamente serán rivales formidables en esta selección del discípulo del Maestro del Reino de las Tinieblas!

Los resultados de la prueba vinieron uno por uno. Había muchos que alcanzaron el requisito mínimo de treinta centímetros. Aquellos que alcanzaron sesenta centímetros eran pocos, y los que consiguieron alcanzar noventa centímetros aún más raros.

“¡Una prueba sin sentido!” Volviéndose hacia la Esfera de Imágenes Inversas delante de él, el Señor Demonio colocó lentamente su mano derecha sobre su superficie. La Ley de la Energía fluyó. Treinta centímetros, sesenta centímetros, noventa centímetros. La Ley de la Energía se revolvía constantemente dentro de la Esfera de Imágenes Inversas hasta que su diámetro alcanzó dos metros con diez centímetros antes de explotar.

Sin embargo, cuando el Señor Demonio realizó su prueba, no había muchas personas para notarlo.

Al ver aquella escena, el sirviente en el cielo contrajo las cejas. Él nunca imaginó que dentro de este grupo de personas, habría alguien con tal poder. Qué grandísimo talento, quizás incluso el Maestro del Reino de las Tinieblas también lo reconocerá y le gratificará como un raro hallazgo.

En ese particular instante, Nie Li y su grupo también habían terminado su prueba.

“¡Jaja, mi Ley de la Energía logró expandir la bola hasta más de 60 centímetros!” Lu Piao puso sus manos en las caderas y proclamó con entusiasmo, “¡Ciertamente, yo soy el verdadero genio!”

“La mía la expandió a más de noventa centímetros. ¿Qué tal ustedes muchachos?” Wei Nan dio un vistazo al resto y preguntó.

“¡Noventa centímetros y algo más!” Hicieron eco Zhu Xiang Jun, Xiao Xue y los demás.

Al escuchar aquellas palabras, el ánimo de Lu Piao bajó instantáneamente. ¡Dentro de su grupo, él era en realidad el peor de todos! Si incluso Wei Nan y los demás habían conseguido noventa centímetros, no había necesidad de preguntarle a ese bastardo anormal de Nie Li. Lu Piao se sentía deprimido. ¡¿Por qué él siempre estaba al último?!

“¿Qué tal ustedes tres?” Nie Li miró hacia Ye Ziyun, Xiao Ning’er y Duan Jian.

“Yo logre expandirlo a un metro y medio.” Dijo Ye Ziyun mientras recordaba su logro.

“Yo también alcancé un metro y medio.” Respondió Xiao Ning’er mientras miraba a Ye Ziyun. Su talento se encontraba a la par con el de ella.

“Yo sólo conseguí un metro y veinte centímetros.” Dijo Duan Jian.

“Yo también alcancé un metro y medio. Nie Li ¿Cuánto lograste tú?” Du Ze vio a Nie Li y le preguntó.

El hecho de que Du Ze haya logrado alcanzar un metro y medio dejó un poco sorprendido a Nie Li. El talento de Du Ze estaba lejos del de ye Ziyun y Xiao Ning’er. Sin embargo, ahora que pensaba sobre eso, incluso en su vida pasada, Du Ze no tenía tanto talento, pero basado en su arduo trabajo e inteligencia, él consiguió grandes logros.

“Yo sólo logre alcanzar los 60 centímetros” rio Nie Li.

“¡Jajaja! ¡Al fin, alguien que alcanzó lo mismo que yo!” Lu Piao dio una carcajada  inmediatamente.

Todos miraron a Lu Piao como si estuvieran viendo a un idiota. La carcajada de Lu Piao murió inmediatamente al darse cuenta de la verdad. Él le dio a Nie Li una mirada decepcionada y dijo con tono depresivo, “Nie Li, tú siempre pretendes ser la presa y terminas cazando al predador, ¡Eso es tan aburrido!”

Tiempo atrás, durante los exámenes en el Instituto Santa Orquídea, Nie Li había conseguido un puntaje de cien redondos, tres veces seguidas, haciendo que Shen Xiu casi escupa sangre. Esa escena todavía permanece fresca en la memoria de Lu Piao.

Nie Li se encogió de hombros. Con objetos como la Esfera de Imágenes Inversas, él ya había jugado muchas veces con esos en su vida pasada durante sus entrenamientos. A pesar de no haber sido capaz de traer consigo la fuerza de su vida pasada, algunas habilidades con respecto al control sobre la energía aún quedaban en su memoria. Su control no era algo con lo que una persona ordinaría se podía comparar. Sin embargo, en esta prueba, él sólo estaba enfocado en aprobar.

En ese momento, un sirviente desde el cielo echó un vistazo sobre Du Ze, Ye Ziyun, y el resto del grupo y un rasgo de asombro empezó a verse en su rostro. En general, sólo de uno en diez mil eran jóvenes genios y por eso era muy raro observarlos. ¡Entonces, ¿Por qué ese grupo tiene unido a muchos genios?!

Muchos de ellos lograron alcanzar un metro y medio. Aunque el resultado era inferior al de esa persona que había conseguido dos metros con diez centímetros, estas personas eran obviamente más jóvenes. Por ende, la extensión de sus logros a futuro todavía no podían ser predichas.

Aparte de ese grupo de personas, hubo varios Patriarcas de familias poderosas que consiguieron noventa, ciento veinte, y ciento cincuenta centímetros. Ellos también podían ser considerados decentes. Sin embargo, aquellos que habían logrado conseguir más de dos metros eran prácticamente inexistentes.

* ¡Woosh! * * ¡Woosh! * * ¡Woosh! *

Aquellos que no fueron capaces de pasar la prueba fueron devueltos. En un principio, cuando todos llegaron, había aproximadamente doscientas mil personas. Sin embargo, luego de esta prueba, sólo quedaban unos cuantos miles.

El sirviente en el cielo estaba obviamente satisfecho con los resultados y asintió con la cabeza.

“Todos los que siguen aquí han logrado pasar la prueba. Ahora, los enviaré a todos ustedes a la octava capa de las Nueve Capas de Tierras Muertas. ¡Una vez ahí, alguien más conducirá la segunda prueba!” Al momento en que la voz del sirviente decayó, todos se habían convertido en rayos de luz blanca y desaparecieron.

La anteriormente congestionada séptima capa fue instantáneamente vaciada. Poco tiempo después, innumerables criaturas demoníacas se materializaron en el aire. Esta era la verdadera apariencia de la séptima capa.

El sirviente flotaba calmadamente en el aire mientras veía a la distancia, “¿Me pregunto si el Maestro será capaz de encontrar un candidato adecuado esta vez?”

 

Octava capa de las Nueve Capas de Tierras Muertas.

En una zona silvestre, repentinamente unas cuantas miles de personas se materializaron de la nada. Este pedazo de zona silvestre tenía rajaduras en su superficie y llamas se elevaban y acariciaban el aire. Un calor abrazador se abalanzó sobre todos. Si estuviesen debajo del rango Oro Negro, probablemente hubieran tenido un final por combustión espontaneo.

Nie Li se había estado preguntando exactamente qué clase de lugar eran las Nueve Capas de Tierras Muertas. Ahora que se encontraba ante esta escena, él entendía un poco. Ellos deberían encontrarse en alguna parte de las Flameantes Tierras Baldías.

Un poderoso sirviente del Dios estaba quieto en el cielo, vestido con una armadura dorada y con alas color dorado que se extendían detrás de él. Él era de figura alta. Los sirvientes eran sólo de rango Semidiós; sin embargo, ellos habían sido obsequiados con poder de parte del Maestro del reino de las Tinieblas, Por ende, su fuerza era incomparable a la de un experto de rango Semidiós ordinario.

Ese sirviente barrió con la mirada a los cuantos miles de personas y dijo fríamente, “¡A pesar de que no habrán muertes en esta ronda, igual tomen precauciones! ¡Esto es la segunda etapa! ¡Si no tienen cuidado, podrían terminar discapacitados! En estas tierras baldías, existe una Torre Infernal Negra. Es un torre que ha sido dejada por expertos poderosos.”

“Dentro de esa torre, hay supremas llamas negras y todo tipo de bestias demoníacas. A pesar de que las bestias demoníacas han sido encadenadas, aún pueden descargar poderosas energías. Ustedes deben de cultivar dentro de ese ambiente por diez días. ¡Aquellos que puedan alcanzar el estado mental Anatta de la cultivación habrán pasado la prueba!”
[Nota: Anatta es el concepto budista de “no ser”.]

Ante las palabras del sirviente, algunos rango Leyenda e incluso algunos rango Semidiós mostraron expresiones de perplejidad y se encontraban perdidos completamente. ¿El estado mental Anatta? ¿Qué significaba eso?

“¡Alcanzar el estado mental Anatta de la cultivación mientras estamos rodeados de llamas negras, interesante!” Las cejas del Señor Demonio se contrajeron. Él echo un vistazo al distante final del área inhóspita, donde una torre imponente se encontraba en pie, encendida por llamas negras. ¡Esa debe de ser la Torre Infernal Negra que el sirviente acababa de mencionar!

descarga pdf flechas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s